El rastreador

Un aficionado al monte, que vive por y para el alpinismo, casi recluido en un refugio de montaña, tiene una especie de deuda con su mejor amigo: cuidar de su familia. Su compañero de escalada murió congelado en una ascensión y como último deseo le encomienda que vele por el bienestar de su mujer e hija.
Las noticias llegan hasta la montaña, la chica ha desaparecido, lleva unos días sin ir por casa ni clase. Así que no puede dejar de acudir en su ayuda, la ciudad es ahora más grande y peligrosa que lo era antes de su reclusión en el monte, Tokyo está repleto de gente, cada una con sus propositos e ideas. Tendrá que moverse por los barrios frecuentados por jovenes, karaokes y discotecas en su busca.
Como colofón, no puede faltar una escalada muy complicada en plena ciudad.

Una historia a la altura de Jiro Taniguchi, uno de los mangakas que más me gustan, y del que se están publicando un montón de obras, para nuestro disfrute. Este es un tomo único, en el que de nuevo se trata el tema de la montaña, la escalada y el compañerismo entre amigos de ascensión, además de analizar la vida en la ciudad, tan diferente a la vida apartada de la modernidad y estress de las metropolis.
En esta obra no se muere ningún perrito, así que la puedes leer tranquilamente, os la recomiendo.

2 commentarios:

Misao dijo...

"En esta obra no se muere ningún perrito" xDDDDDDDDD
A pesar de que me autoproclamo no leedora de mangas ( oh, no! sacrilegio!!) siempre adoré los tomos únicos. (L)

Seru dijo...

Seru aprueba este manga, en el que no muere (por fin) ningún perro. Más que nada porque no recuerdo haber visto ninguno. ¡Si eres un perro, aléjate de este autor o te matará!

Pues acaba de salir otro manga de Taniguchi, que lo he visto hoy en Zinco. Parece también de montañeros. Ponent quiere tu pasta, y la quiere YA XD.

Busqueda de errores