Aun quedan días de verano

La meteorología ha dado una tregua este fin de semana, y ha hecho que el sol luzca todo el tiempo, sin apenas nubes en el cielo. Tiempo perfecto para ser aprovechado, y dar una vuelta por la costa.
Por todo el norte hay un montón de pueblos con encanto, en Cantabria sin ir más lejos.
A pesar de lo que se oye últimamente, parece que el negocio inmobiliario va viento en popa, y mientras conduces, por todas partes se pueden ver gruas y más gruas, solares en urbanización, y cientos de chalets.
Estos días, de sol (acompañado de algo de viento), los he pasado estupendamente en buena compañía (muchísimas gracias :3 ), haciendo muchas cosas nuevas, y entre otras, viendo un encuentro de cetrería.
Parece increible la cantidad de gente que tiene afición por esta actividad, y posee un ave rapaz. En los dos tipos de suelta (un señor de al lado se lo ha explicado divinamente a su hijo y nosotros hemos puesto el oído), los pájaros (que mal suena llamarles pájaros a un pedazo de aguila, halcón, etc.) dan caza a una liebre (caen en picado) o a una paloma (cazando en vuelo), y demuestran la habilidad del ave, y de su adiestrador.
Ha sido un fin de semana estupendo, de los pocos veraniegos que quedan, que de hecho ni en verano hemos tenido, y hay que aprovecharlos, antes de empezar a disfrutar de los días invernales.

2 commentarios:

Bakarti dijo...

El título como la canción de Amaral (aunq en positivo) sublime XD
Mucho sol pero mucho frio, pobres anginas mias

Saku dijo...

Yo de lo que estoy disfrutando de momento es de un perfecto catarro invernal.

Busqueda de errores