Los hijos de la tierra: El valle de los caballos

Celebraré el día de San Jorge, decretado como día del libro con una minireview del último libro que he leido.
Se trata del segundo libro de la saga de cinco escritos por Jean M.Auel, ambientados en el periodo de la última glaciación que sufrió el continente europeo.
En esta época se nos presentan dos diferentes evoluciones de la especie humana, una de ella condenada a la extinción y otra que será la antecesora de los actuales humanos.
Ayla se ha criado con los primeros a pesar de pertenecer al grupo de los más evolucionados, y por ello está mal considerada dentro del clan, sus habilidades, mayor talla, capacidad de hablar por ejemplo, la hacen ser extraña entre su 'familia', por ello es desterrada del clan, y comienza su viaje en busca de los suyos.
Ayla descubrirá nuevas habilidades, como hacer fuego a partir de piedras, o la doma de animales, llegando a utilizar un caballo para transporte, o domesticando nada menos que a un león cavernario. En la otra parte de la historia dos hermanos realizan el viaje de su vida (una especie de tradición o iniciación), parte que se me hace pesada hasta que el camino de Jondalar y el de Ayla se cruzan, pues es el motivo de todo el libro. Las historias por separado resultan aburridas y me costó mucho leerlo, pero una vez llegada la parte interesante, con las promesas de sexo, se lee bastante bien.
Como crítica, la protagonista sale reflejada como una superwoman, casi inventa el fuego, la doma, el sexo oral, lo tiene todo. La lectura de esta saga viene gracias a Saku, que una tarde de hace un par de veranos en la playa, llevó uno de estos libros para leernos un pasaje verde verde de un libro, y me animé a pedirselos, ahora mismo ya tengo el tercero listo para empezarlo.

1 commentarios:

Saku dijo...

Pues ami la parte de Jondalar y Thonolan si me gustaba. la que se me hacía pesada era la de Ayla.

Ya verás como este es guay, hay gente po todas partes XDDDDDD

Busqueda de errores