La sociedad de la des-información

El lunes me comentaba una madre preocupada por la educación de su hijo, que éste está entusiasmado con Mi vecino Totoro y que se la sabe frase a frase, pero que ella no acaba de estar segura de poder dejarle ver cosas de manga, porque es malo.
Pero la maldad o el peligro no venían por el contenido, como me sorprendió escucharle decir, sino que teme que los dibujos contengan algún tipo de mensaje oculto o técnica de contaminación cerebral. Después de oir aquel caso en el que los destellos de pikachu dieron ataques de epilepsia a los chavales, se piensa que a través de alguna técnica subliminal les meten mensajes en la cabeza.
Y este solo es uno de los tantos casos que habrá de contaminación del manga.

3 commentarios:

Freshmaker dijo...

Llevas mas razon que un santo Damaramu. A mi me han metido subliminalmente la idea de que tengo que hacer humo_O a diario xDDD

No en serio, me parece un hijoputismo que se permitan esas cosas...

Mifune dijo...

Tantos tontos casos de demonización de todo lo que no sea el camino del hombre recto...

Así ocurre con todo, desde el rol o la ropa, hasta la opción sexual de una comunidad o su idioma no romance. Los diáconos de la prensa han hecho su trabajo señalando a la Bestia con el dedo y luces rojas.
La Bestia es todo lo que no les ayuda a alienar.

Pero bueno, también las anteriores civilizaciones dogmáticas y ejemplares cayeron y ahora son ruinas sobre las que hacerse fotos.
Como pasará con ésta, que tanto se "defiende" del mal. ;)

Bakarti dijo...

que fuerte XDDD y pensar q mi tio dice q hasta Disney es violento y piensa q mi vecino totoro es el ideal infantil

Busqueda de errores