La magia del rayo

Esta semana he tenido dos ocasiones para comprobar la grandeza de la electricidad y como cambia todo sin luz.
Estaba programado un corte del suministro de 0.00 a las 7.00 de esta mañana, aunque finalmente ha durado hasta las 7.20. Como estábamos avisados al menos estábamos preparados con linternas (donde quedaron las velas?) y por ejemplo leche caliente en un termo, pues claro, ni microondas, ni agua caliente, ni luz para vestirse. Con lo fácil que es darle al interruptor y que se haga la luz. Me recuerda a Matrix Reloaded cuando está Neo en la 'sala de máquinas' de Sion, y le explican que todo aquello funciona, pero que nadie se para a preguntarse el porqué ni el como.
Después he estado en un polígono industrial en el que han tenido un apagón, así que más de lo mismo, la gente por el suelo sentada charlando, las máquinas paradas y los ordenadores apagados. Y lo peor de todo es que no es la primera vez que pasa, ocurre con relativa frecuencia.
Y lo peor es que aunque tengas un portátil, como el módem va enchufado a la red, si hay un corte, no tienes internet, qué horror!

4 commentarios:

Freshmaker dijo...

S es qu eestas muy mal acostumbrado. Te quitan la luz y casi no puedes ni vestirte xDDD Ruso!!!!!

Bakarti dijo...

pues a mi me gustan esas tardes en las q se va la luz y descubres q existen más cosas por hacer de las que podias imaginarte

Seru dijo...

Es lo que tiene estar acostumbrados a tener electricidad. Pero como dice Bakarti descubres nuevas maneras para pasar el rato, como dormir... y dormir.

¡Dios, qué sueño tengo!

Damaramu dijo...

La oscuridad llama a los marmotenses... Zzz

Busqueda de errores